domingo, 23 de mayo de 2010

La cuisine de Bernard

Te despiertas muy temprano en la mañana. Apenas el rocío se mantiene en las puntas del árbol, llueve ligero, pero saldrás más tarde. El sol y su mitad superior ya están fuera, la otra mitad aún cuenta animales de granja. Pones un pie en el suelo. Pones el otro en l vida,con cuidado de no pisarla. Tu mente llega y te saluda, la imaginación comienza su trabajo.

Ya estas en la Luna, desayunas con Cristo y tienen pingüinos por meseros, el chef también es un ave. Las flores se estrellan en tu planeta y con un color escriben su historia,cada cual su tono y extensión. Terminas tus hojuelas de asteroide y una morsa te lee el periódico,tu siguiente plato viene en camino,solo es cuestión de atraparlo. Tu acompañante se levanta temprano y se posa en su trono, los propulsores accionan y se pierde en el horizonte obscuro. Ahora todo es silencio, hasta tu mascota esta callada. Ya el sol estaba completamente fuera cuando el tercer plato llega antes que el segundo. Dulces en forma de canicas, y en cada canica un universo,y en cada universo un dios. Los guardas en tu bolsillo, para algo han de servir después. Es hora de irte, quizá no tenias tanta hambre,quizá el segundo nunca existió, lo eliminas de tu vida, ya no hay segundos en esta historia.

Los tonos azul indican el camino, ya es hora de partir, de regreso a tu universo. Caminas tres pasos, unos simios limpian tu mesa y platican de política .Llegas al puesto de mando y posando tu mano en el timón piensas en tu siguiente movimiento. Recuerdas que nunca estuviste en la Luna,que solo soñaste con ella, que todo es un sueño a menos que dejes de soñar. Indicas un punto inexacto delante de ti; los motores su labor comienzan y no tardan en colorarse de pimienta. El viaje es corto pero colorido. Has llegado y ahí esta tu hogar, pero no entras, no ahora,no hoy. Quizá nunca existió, por el momento lo ves sin parpadear.

El mar se agita con una mirada, el miedo se deja salir a suspiros, la pesca se debe realizar. En un instante todo se calma, por favor todos crean, en el claro y azul océano.  La temporada ha terminado, los trabajadores saben que con la calma su trabajo ha terminado, ya no hay mas que hacer. Todos se arrojan al mar sin orden alguno. Unos sonríen, otros rezan, ninguno llora, porque las lagrimas son saladas y el mar no puede ser mas salado.

No te has dado cuenta pero tu si lloras, podrías haberlos salvado, pero no hay segundas oportunidades, por un capricho tuyo el mar impuso su sacrificio. Hablas con la señora del té,le tienes malas noticias, aún no encuentras su sabor. Posas tu mano en el timón de nuevo y señalas el roció de los árboles.

"Han mutilado a 12 personas en el país del Norte..."-escuchaste a lo lejos en la radio. Sigues de pie viendo por la ventana el árbol de tu patio.  No tienes hambre, pero sabes que debes comer. Algo pesado choca en tu bata, los caramelos con forma de estrellas te secan la boca y detienen tu aliento. Sales al patio y los siembras junto al árbol. Éste se queja y muere, tan rápido como furioso, de tus semillas nacen hombres armados, marineros fieles , unos con barba, otros con fusiles, pero ningún llora, y todos juntos te acompañan al encuentro de tu nuevo imperio.

5 comentarios:

Nicté dijo...

Me hubiera gustado que se quedara en el universo con los pingüinos; por qué debía regresar?, a qué?

Nicté dijo...

Me hubiera gustado que se quedara en el universo con los pingüinos; por qué debía regresar?, a qué?

Αποκαλιπσισ dijo...

Dos mensajes iguales; que raro...
Dos mensajes iguales; que raro...

Jajajaja
Suena tan un sueño, pero no tan onirico cuanto más bien viajado.

Cezar dijo...

No se de que hablan...
No se de que hablan...

ªNic. Si lo ves de un modo jamas se fue,si lo ves otro modo jamas volvió

ªApocalipto. Ya bien que en cuanto al sentimiendo ya cuando la razon no bien estando juntos, cosas como esta en cuanto a la mente salen a relucir

Lady Vendetta dijo...

wow, quiero conocer ese nuevo imperio tambien